Dr. House vs. Dr. House

  1. neurontin 600 mg street price HOUSE vs. DR. HOUSE

¿Han pensado alguna vez que todos fuéramos como el Dr. House? Que no nos importara el qué, el cuándo o el quién para decir lo que nos viene en gana y conseguir lo que deseamos.

Si Hulk tiene la fuerza, Thor el martillo o Iron Man la tecnología, el Dr. House tiene su propio poder: la palabra.

En principio parece un poder menor, pero les aseguro que es el más importante de todos. Una capacidad que controla voluntades, manipula al prójimo, guía pueblos y justifica cómo conseguir las cosas que el arma más potente, no podría obtener.

Siguiendo el objetivo de estos relatos, que no es otro que la reflexión y la generación de un pensamiento diferente, se me ocurrió enfrentar al Dr. House con otro superhéroe. Después de cribar el listado de Marvel y DC, enfrentando a sus miembros con el Dr. House, llegué a la conclusión de que todos eran combates desiguales. Fue entonces cuando se me ocurrió el único posible envite parejo, un estelar combate de “temidos declamadores”, pactado a quince asaltos y que enfrentará dialécticamente al Dr. House One contra el Dr. House Replicant.

Y a los micrófonos, un peculiar comentarista: Mr. Andwhat!!!

¡Que empiece el combate!

 

https://yaniluxhair.com/92972-gabapentin-and-hydroxyzine-35523/ 1º Asalto.

Dr. House One: “No es mi intención verte la cara de idiota, pero no puedo andar todo el tiempo con los ojos cerrados”.

http://f25.721.myftpupload.com/23-cat/casino_7.html Dr. House Replicant: “Deberías andar con los ojos cerrados. Todo serían beneficios: o te das una hostia y te revientas o dejas de utilizar uno de tus sentidos, lo que aumentaría tu porcentaje de acierto en el análisis de todo lo que te rodea, pues ya sólo utilizarías mal cuatro de ellos”.

 

Thessaloníki stromectol buy 2º Asalto.

Dr. House One: “Si se pudiera razonar con la gente religiosa, no habría gente religiosa”.

college football bovada Dr. House Replicant: “Si pudiera usted razonar ya sería un éxito, fuera usted creyente o no”.    

    

3º Asalto.

Dr. House One: “La gente, odia a la gente que tiene teorías sobre la gente”.

Dr. House Replicant: “Mira, yo solo te odio por lo que eres. Si tu odio hacia mi viene de esta teoría, sin duda, estás en lo cierto”.

Mr. Andwhat’s coments.

Hay numerosos casos en la historia, para bien y para mal, que ponen en primer lugar “el poder de la palabra”. El poder de la manipulación y el sometimiento a través del lenguaje es de naturaleza simple pero sutil. Es un poder que puede maquillar la realidad y lo peor de todo, puede nublar o encender ilusiones y deseos al antojo del que sabe manejarlo.

 

4º Asalto.

Dr. House One: “Si no sabes mentir tampoco sabrás cuándo te están mintiendo”.

Dr. House Replicant: “Gilipolleces. Yo no sé pegar, pero el otro día me soplaron un par de galletas y las saboreé al instante”.

 

5º Asalto.

Dr. House One: “La mitad de las personas que salvo, no merecen una segunda oportunidad”.

Dr. House Replicant: “Conseguirías romper ese empate en favor de la muerte si esa oportunidad fuera para ti”.

 

6º Asalto.

Dr. House One: “No se muere con dignidad, se vive con dignidad”.

Dr. House Replicant: “En tu caso, la falta de dignidad lo cubre todo: la muerte y la vida”.

Mr. Andwhat’s coments.

¿Qué nos deja el Dr. House? La premisa principal de que el manejo del lenguaje es un arma potente, para bien o para mal. Si trasladamos ese poder al día a día, gana el combate quien mejor sepa impactar en los demás, incluyendo en la “palabra” tanto el lenguaje verbal como el no verbal.

 

7º Asalto.

Dr. House One: “¿Por qué cuando algo sale bien, Dios se lleva todo el mérito?”

Dr. House Replicant: “Seguramente, por el mismo motivo que tú te llevas todo el mérito de los triunfos que pertenecen a tu equipo. Él, porque es TodoPoderoso y tú, porque eres un TodoTú”.

 

8º Asalto.

Dr. House One: “¿Prefiere un médico que le tome la mano mientras muere, o uno que lo ignore mientras mejora?”.

Dr. House Replicant: “La dos, sin duda. La primera es pura complacencia, y además, cuanto menos me toques menos riesgo tengo de que tu ego decida probar otras cosas en mi salud. En cualquier caso, aléjate”.

 

9º Asalto.

Dr. House One: “La arrogancia hay que ganársela. Dime, ¿qué has hecho tú para ganártela?”.

Dr. House Replicant: “En tu caso, camina sola. La arrogancia que se gana desaparece para dar paso al mérito acompañado de la humildad, cualidad, esta última, de la que tú careces”.

Mr. Andwhat`s coments.

La palabra causa movimiento, siempre afecta e influye en el oyente. Sin duda, existe en nuestros días un lema que definiría la tremenda capacidad de influencia y manipulación del lenguaje: el poder olvidado de la palabra. Son palabras correctas en el momento adecuado para lograr los resultados deseados.

 

10º Asalto.

Dr. House One: “A veces, todos somos unos idiotas”.

Dr. House Replicant: “Algo sí te reconozco, Dr. House, es usted infalible”.

 

11º Asalto.

Dr. House One: “No te ignoro, solo te doy la importancia que mereces”.

Dr. House Replicant: “Pues parece que estás ocupando tu valioso tiempo en argumentar tus contrariedades”.

 

12º Asalto

Dr. House One: “¿Quieres hacer las cosas bien? Mala suerte, las cosas nunca están totalmente bien”.

Dr. House Replicant: “Es cierto, como decía un gran amigo mío: tú estás bien hecho, pero mal acabado”.

Mr. Andwhat’s coments.

Si controlas lo que dices en cada instante, utilizando los tonos y el lenguaje paraverbal, tienes mucho ganado. Y lamentablemente, eso es así, al margen de la bondad del contenido.

Desde sus inicios y más en estos tiempos, el lenguaje es un combate para vencer al interlocutor y no para avanzar en el desarrollo del tema que se trata. Es una herramienta para la manipulación y la influencia, capaz de usar el poder que tiene cada una de las personas a las que somete.

 

13º Asalto.

Dr. House One: “Las personas te quieren ver bien, pero nunca mejor que ellas”.

Dr. House Replicant: “Por eso andas jodiendo, necesitas un nivel muy bajo en todo el que te rodea para que se cumpla lo que dices”.

Mr. Andwhat´s coments.

Añadamos ahora el cinismo y el sarcasmo, y sumémosle una cierta violencia verbal. Aquí tenemos a alguien que va a avanzar en esta sociedad. Alguien hábil y rápido en el lenguaje, que suma estos últimos aspectos y hoy es un relevante personaje en algún ámbito. No necesita la verdad, ni la lógica, ni la argumentación. Curioso, ¿no les parece?

Hemos dado el triunfo a lo formal sobre el contenido. Hoy manda el “vacío de las formas”.

 

14º Asalto.

Dr. House One: “No quiero que te mueras sin catar mis labios. Ninguna mujer debería morirse sin catarlos”.

Dr. House Replicant: “Incumples el código deontológico que juraste cumplir al infligir daño o dolor innecesariamente”.

Mr. Andwhat’s coments.

Con el lenguaje se argumenta lo uno y lo contrario.

No digo que todo valga, no. Solo que en los tiempos que vivimos, donde todo corre rápido y buscamos la satisfacción inmediata, el hábil orador sin argumentos encuentra un maravilloso caldo de cultivo para manejar y manipular las voluntades colectivas.

 

15º Asalto.

Dr. House One: “Es muy difícil recordar algo que no te importe”.

Dr. House Replicant: “¿Qué?”

 

No les deseo nada, pues no lo merecen!!!

Disculpen, se coló en la despedida el Dr. House.

Les deseo lo mejor a todos y cada uno de ustedes!!!